TRATAMIENTO CON IMPLANTES DE ÚLTIMA GENERACIÓN

TRATAMIENTO CON IMPLANTES DE ÚLTIMA GENERACIÓN

La reducción abierta quiere decir que los huesos se colocan de regreso en su lugar durante una cirugía.

La fijación interna significa que se usan aparatos especiales para sostener juntos los pedazos de hueso. Esto ayuda a que el hueso cicatrice correctamente.

Este procedimiento lo hace un cirujano ortopédico. Es un médico con formación especial para tratar problemas de huesos, articulaciones y músculos.

Por ejemplo: Supongamos que tenemos una fractura de fémur.

El fémur es el hueso largo y grueso de la parte superior de la pierna (muslo). El fémur se puede romper (fracturar) en dos o más partes por distintos tipos de lesiones, como accidentes automovilísticos, lesiones deportivas o caídas.

En algunos casos, puede romperse, pero las partes quedan alineadas correctamente. También puede suceder que no queden bien alineadas. A esto se lo conoce como fractura con desplazamiento.

 

¿Por qué se hace un procedimiento RAFI en una fractura de fémur?

 En este tipo de fractura, se necesita un procedimiento de reducción abierta y fijación interna para reparar el hueso. Si no se hace, es posible que su fémur fracturado no sane correctamente. Tiene más probabilidades de necesitar un procedimiento RAFI si:

  • Tiene una fractura con desplazamiento
  • Parte del fémur traspasó la piel al romperse
  • El hueso se rompió en varias partes

¿Cómo se hace el procedimiento RAFI en una fractura de fémur?

Un cirujano ortopédico hace esta cirugía. La cirugía puede hacerse de diferentes maneras.

Su cirujano hará una incisión en la piel y el músculo del muslo. El cirujano volverá a colocar las partes del fémur con la alineación correcta. Esta es la fase que se llama reducción. Se utilizarán tornillos, placas metálicas, alambres o clavos especiales para fijar las partes del hueso unas con otras. Esta es la fase que se llama fijación. Puede colocarse una varilla de metal especial a lo largo de la parte media del hueso si tiene una fractura en el medio del fémur. La varilla se atornilla al hueso en ambos extremos.

 

¿Cuáles son los riesgos del procedimiento RAFI en una fractura de fémur?

Toda cirugía tiene riesgos. Los riesgos de la reducción abierta y fijación interna (RAFI) para tratar una fractura de fémur incluyen los siguientes:

  • Infección
  • Sangrado
  • Lesión en los nervios
  • Soldadura desalineada del hueso
  • Coágulos de sangre
  • Entrada de tejido adiposo (grasa) en el torrente sanguíneo, que bloquea un vaso sanguíneo (embolia adiposa)
  • Irritación de la piel causada por los elementos de sujeción
  • Problemas causados por la anestesia
  • Necesidad de realizar otra cirugía

Los riesgos dependerán de su edad y de su estado general de salud. Por ejemplo, si es fumador o si sus huesos están débiles (densidad ósea baja), es posible que tenga un riesgo más alto de presentar determinados problemas. Las personas que tienen diabetes que no está bien controlada también pueden tener un riesgo más alto.

Consulte a su médico sobre cuáles son los riesgos que más corresponden a su caso.

Escribir un comentario